Cuentos de Fútbol

Gol del Mingo Vidal (Clamater)

Era otro Domingo más en el pueblo, otro Domingo de fútbol, ese día nos tocaba jugar contra la Plazuela, a mi recién me habían pasado de las infantiles a jugar en la 3era, jugaba de 9, en la tercera jugaban los cracks que ya venían en retirada, los más negados pa la pelota y algunos cabros chicos, uno de mis compañeros era el conocido Mingo Vidal, un hombre de unos 40 años por ese entonces, forjado en el campo, esforzado y bueno pal trabajo, padre de dos hermanas que eran unas de las más lindas de Lo Miranda, don Mingo, a su manera, era un motivador nato, jugaba de 5, era alto y robusto, un físico pesado y difícil de moverlo, no era un talento, pero lo que le faltaba de técnica le sobraba en corazón.

Ya mijito, me dijo ese día, le vas a pegar de afuera hoy, yo te voy a pasar la pelota y le vas a pegar de afuera... jamás le he pegado muy fuerte al balón, no tengo esa cualidad, lo mío era el regate, la gambeta y el oportunismo en el área, pero el Mingo ese día me insistía en que le pegara de afuera, hice como tres intentos y nada, todos devueltos por la defensa, íbamos perdiendo 0 a 1. Al final del primer tiempo, el pipi, un zurdo muy talentoso, se arrancó por la izquierda, desbordó y casi al llegar al corner sacó un potente remate que se metió en el ángulo, quedamos iguales, el Mingo en el entretiempo me dijo que el partido teníamos que ganarlo, que éramos mejores, que yo era jóven y tenía que correr más, que le pegara de afuera, pégale de afuera que el arquero es malo!!!! Me dijo.
Mas o menos en la mitad del segundo tiempo, los centros llovían en nuestra área el arquero pasó a ser figura y el Mingo también, cabeceaba, despejaba como podía, hacia fouls, corría de un lado a otro "bajando" rivales, en eso estaba, cuando de repente en un despeje que hace don Mingo Vidal, llega la pelota al centro de la cancha, da un bote y cuando venía cayendo, me grita...
Pégale de afuera cabro e mierda!!!!
 
Antes que diera el segundo bote le pegué con el alma, la pelota se elevó, pasó por encima del arquero y se clavó en el fondo del arco... Gol Csm!!!! Corrí donde el Mingo y salté a abrazarlo, mientras me abrazaba me dijo, "viste negro, teniai que pegarle de afuera no más", ganamos 2 x 1 pero el segundo gol no fue mío, fue la proyección del despeje del Mingo, ese gol fue de él, fue del Mingo Vidal.

Esta entrada fue publicado el 27 de abril de 2019.
Etiquetas: ,.
Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada por medio del RSS 2.0. Puedes dejar un comentario.

Dejar Un Comentario

Buscar este blog