Los primeros y el último (japezoa)

En las pichangas casi todo se improvisaba a la hora de armarlas: la cancha era la vereda o la calle, si total autos casi ni pasaban, así que un grito de "¡Auto!", se paraba todo y unos segundos después como si nada. La pelota podía ser de tenis, de plástico, de playa o de casco. Ni el aire importaba tanto, con tal de que rodara bastaba. 


Al hablar de los arcos, ya la cosa se empezaba a complicar, porque era un árbol y una piedra o unas mochilas, y la altura del horizontal y la proyección de la piedra a la vertical, eran interpretaciones, que obviamente generaban intensos debates, y que generalmente terminaban cuando alguna de las partes cedía al famoso "gol o penal".

Para armar los equipos, habían 2 capitanes, que se elegían porque eran los mejores o los más cabrones y tenían la misión de elegir uno a uno a quién quería en su equipo.

Lo primero era decidir quién partía eligiendo y en mi época usábamos "los pasitos", donde los capitanes se ponían de frente y con los pies juntos, daban un paso cada uno, poniendo el talón en la punta de la otra zapatilla. Ganaba el que le pisaba la zapatilla al otro. 

Finalmente empezaba la selección y también el drama. A medida que iban quedando menos por seleccionar y tú todavía estabas ahí, la cosa se hacía más desesperante, algunos levantaban la mano señalándose. Otros, dejando el pudor de lado decían: "¡A mí porfa!". Al final, la mayoría, ya sin fé, esperaba en silencio ese momento, como en el patíbulo y cuando se elegía al penúltimo, ya sabías que ni siquiera oirías tu nombre... pero como todo puede emperar, a veces le escuchabas al capitán: "Ya weon, ven pa acá, pero jugai al arco".

Esta entrada fue publicado el 26 de agosto de 2020.
Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada por medio del RSS 2.0. Puedes dejar un comentario.

2 Respuestas a “Los primeros y el último (japezoa)”

  1. Wena. No me acordaba de los pasitos para ver quién elegía primero. Agradezco que nunca el capitán de mi equipo me haya dicho "jugay al arco" jajaja

    ResponderBorrar
  2. Jajajaja me tocó ver uno que otro de esos clásicos

    ResponderBorrar

Buscar este blog