Cuentos de Fútbol

Autogoles (japezoa)

Acá si que estoy perdido en tiempo y espacio, no sé a quién se le ocurrió tampoco, le puedo decir moda, pero claramente trascendió. Hasta el día de hoy me acuerdo de muchas y no pasa ni una semana y salta la palabra o la frase para acordarse.
 
La cosa era así, alguien se equivocaba en alguna palabra o frase, y lo webiaban tanto con eso, que yo tya las tengo pegadas hasta que me muera.

Los huevos con aceile, los colehues, está graznando, las parejas de a tres, estaba rinco el rarinco, el disculpao, las películas de convoy, el Budweiser, el chacolate. Seguro que más de alguno ya encontró alguna. Si la encontraste y te reíste, que bueno, eres de los míos.

¿Y en las pichangas?, era que no, la primera va por cuenta del Chupete, y donde, era que no, había llovido y se mandó la frase que hasta hoy me acompaña "La cancha está todo en cochiná con barro". Otra que siempre se acuerda el Zoa es la del Héctor cuando les dijo enojado a unos que iban a jugar después de nosotros: "Salga de la Kenchaaaaa" y la última, una del Papa, cuando, ya casi terminaba el partido y el marcador era súper amplio y dice "¡El partido está lipidado!".

Obviamente el balón de Oro se lo llevó la que le dijeron al Papa, y yo cachó que va a ser lo primero que le voy a decir cuando lo vea la próxima vez: "¡Tanto tiempo pu  DASTI POLI!"
 

 

Esta entrada fue publicado el 2 de enero de 2021.
Etiquetas: ,.
Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada por medio del RSS 2.0. Puedes dejar un comentario.

Dejar Un Comentario

Buscar este blog