Cuentos de Fútbol

TV Tiempo (japezoa)

Con mi hermano armábamos partido en el "pasillo" de la casa. La cancha iba de punta a punta y era piso de madera, de esos que se limpiaban con virutilla, cera Virginia y el chancho. El arco de mi hermano era la puerta que separaba el Living y el mio quedaba al lado de la tele.
 
Jamás nos decían nada, aunque volaba la pelota para cualquier lado, los goles se celebraban hasta con  relatos como los de la radio. Ahora, todo eso cambiaba cuando empezaba el TV Tiempo, ahí la Tía Carmen era Castrilli, se paraba todo, lo máximo era "Ya pus dejen escuchar esto no más y después juegan todo lo que quieran" si seguíamos jodiendo. Hasta ahí llegábamos.

Igual yo no sé para que tanta atención, si ni siquiera nos consideraban como ciudad en esa época: "Ahhh va a estar bueno en Chillán mañana, así que va a estar bueno acá", decía mi tía, que era lo mismo que escuchar el pitazo para reanudar el partido...

Esta entrada fue publicado el 4 de enero de 2021.
Etiquetas: .
Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada por medio del RSS 2.0. Puedes dejar un comentario.

Dejar Un Comentario

Buscar este blog